2 may. 2008

Entrevista al ministro de Hidrocarburos de Bolivia


Ministro boliviano denuncia que trasnacional petrolera financia a grupos separatistas

Vilegas señaló que la decisión de nacionalizar las empresas, se tomó luego de no haberse alcanzado un acuerdo con las trasnacionales extranjeras.
- Bolivia recupera últimas petroleras capitalizadas

- Fidel Castro alerta sobre plan para consumar golpe de Estado en Bolivia

- Grupo de Río apoya una salida democrática y constitucional en Bolivia

El ministro de Hidrocarburos de Bolivia, Carlos Villegas reveló este jueves que una de las empresas estratégicas que fueron nacionalizadas por el gobierno del presidente Evo Morales es la principal fuente de financiamiento de los grupos oposicionistas que impulsan referendos separatistas en distintas regiones.

En entrevista exclusiva ofrecida TeleSUR, Villegas aseguró que una de las cuatro empresas nacionalizadas este día, Andina, Chaco, Pan American Energy y la operadora de gasoductos Transredes, está implicada directamente en el referendo anticonstitucional del próximo 4 de mayo en el departamento de Santa Cruz.

"No podemos permitir que empresas petroleras sigan siendo protagónicas en el financiamiento de movimientos regionales y separatistas que se presentan con una visión autonomista", dijo.

Vilegas señaló que la decisión de nacionalizar las empresas, se tomó luego de no haberse alcanzado un acuerdo con las trasnacionales extranjeras.

"Hubo aspectos técnicos, económicos y políticos que no permitieron llegar a un acuerdo", dijo.

Explicó que el Estado boliviano, a través del Ministerio de Hidrocarburos, hizo una evaluación para fijar el precio de las empresas, tomando en consideración las potencialidades de cada una.

No obstante, "estas empresas no permitieron el acercamiento para llegar a un punto de conveniencia bajo un formato mixto y lograr resultados favorables para el futuro", lamentó.

"Estas empresas presentaron una posición intransigente, de no permitir disposiciones legales en el marco de la nacionalización y como no hubo una posibilidad de entendimiento, se promulgaron los decretos supremos para alcanzar el 50 más 1 de cada una de éstas", abundó.

A juicio del ministro "las decisiones que tomamos son en beneficio de los bolivianos, es una política que tiene una acción y trascendencia nacional (...) no puede cruzarse intereses regionales o sectores económicos reducidos por encima de los intereses del pueblo".

Este domingo 4 de mayo se llevará a cabo un referendo promovido por sectores de oposición en el departamento de Santa Cruz que pretende aprobar un estatuto "autonómico" ilegal, cuyo su contenido va en contra de los principios constitucionales.

El gobierno de Morales procedió este jueves con la última fase de estatización de los hidrocarburos, decretada por el mandatario el 1º de mayo de 2006.

El Ejecutivo nacional adquirió 51 por ciento de las acciones de las petroleras Andina, la filial boliviana de Repsol YPF; la empresa Chaco, que hasta ahora estaba en manos de la estadounidense Pan American Energy y del grupo British Petroleum; y de la operadora de gasoductos Transredes, que pertenece a la sociedad de capitales británica Ashmore, todas habían sido privatizadas en los años 90.

También adquirió la mayoría accionaria de la Compañía Logística de Hidrocarburos Boliviana (CLHB), un consorcio de capitales peruanos y alemanes.

El ministro de Hidrocarburos dijo que con esta medida adoptada, ahora la estatal Yacimiento Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) comenzará a ejercer en estas empresas la administración y manejo de los recursos, cumpliendo así con la palabra empeñada en el 2005, en la que "el Estado boliviano iba a ser quien ejerciera el control de las empresas estratégicas".


Tele Sur