24 may. 2008

Doce presidentes firman el Acta Constitutiva de Unasur

Con su rúbrica, las doce naciones plantean fortalecer el diálogo político para asegurarse un espacio de concertación. Abogan por el multilateralismo y por una cultura de paz en un mundo libre de armas de destrucción masiva, nucleares, y minas antipersonales.


Gobierno en linea:

Construir una ciudadanía suramericana, eliminar la desigualdad socioeconómica, alcanzar la inclusión social, la participación ciudadana; fortalecer la democracia y reducir las asimetrías son objetivos de Unasur, establecidos en el Acta Constitutiva suscrita este viernes en Brasilia.

El Tratado expone el concepto de ciudadanía suramericana basado en razones históricas y de identidad comunes, a la vez que señala cómo alcanzarla.


"La consolidación de una identidad suramericana a través del reconocimiento progresivo de derechos a los nacionales de un Estado miembro, residentes en cualquiera de los otros estados miembros, con el fin de alcanzar una ciudadanía suramericana", dice el texto.

Con su rúbrica las doce naciones "afirman su determinación de construir una identidad y ciudadanía suramericanas y desarrollar un espacio regional integrado", para fortalecer la unidad de América Latina y el Caribe.


El documento de 15 páginas fue suscrito por los doce países de este mecanismo de integración regional y ahora debe ser ratificado por los respectivos órganos legislativos de los estados signatarios. Entra en vigencia 30 días después de que el noveno país que lo ratifique lo deposite en la Secretaría General.


Unasur está integrada por Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Ecuador, Guyana, Paraguay, Perú, Surinam, Uruguay y Venezuela.


El bloque tiene su origen en la Declaración de Cuzco (8 de diciembre de 2004), la de Brasilia (30 de septiembre de 2005) y la de Cochabamba (9 de diciembre de 2006) y la 1ra. Cumbre Energética Suramericana (16 y 17 de abirl de 2007,Isla de Margarita, Venezuela), en donde asumen la denominación de Unasur.


"La Unión de Naciones Suramericanas tiene como objetivo construir, de manera participativa y consensuada, un espacio de integración y unión en lo cultural, social, económico y político entre sus pueblos; otorgando prioridad al diálogo político, las políticas sociales, la educación, la energía, la infraestructura, el financiamiento y el medio ambiente, entre otros".

La meta es "eliminar la desigualdad socioeconómica, lograr la inclusión social y la participación ciudadana, fortalecer la democracia y reducir las asimetrías en el marco del fortalecimiento de la soberanía e independencia de los estados", agrega el Acta.


El documento aboga por el multilateralismo, un mundo multipolar, equilibrado y justo en el que "prime la igualdad soberana de los estados y una cultura de paz en un mundo libre de armas de destrucción masiva, nucleares, y libre de minas antipersonales.


Unasur tiene como principios el respeto a la soberanía, integridad e inviolabilidad territorial de los estados; autodeterminación de los pueblos, solidaridad, cooperación, paz, democracia, participación ciudadana y pluralismo, derechos humanos universales, indivisibles e interdependientes; reducción de las asimetrías y armonía con la naturaleza para un desarrollo sostenible.


Las naciones firmantes entienden que Unasur es un proceso "ambicioso en sus objetivos estratégicos, que deberá ser flexible y gradual en su implementación, asegurando que cada Estado adquiera los compromisos según su realidad".


También se proponen fortalecer el diálogo político que asegure un espacio de concertación, el desarrollo social y humano con equidad e inclusión para erradicar la pobreza, el analfabetismo, el acceso universal a una educación de calidad y el reconocimiento regional de estudios y títulos.


Asumen como tareas: "la integración energética, el desarrollo de una infraestructura para la interconexión de la región, la integración financiera, la protección de la biodiversidad, los recursos hídricos y los ecosistemas, así como la cooperación en la prevención de las catástrofes y en la lucha contra las causas y los efectos del cambio climático".


Preconizan el acceso universal a la seguridad social y a los servicios de salud; la cooperación en materia de migración con un enfoque integral y el respeto a los derechos humanos.


Se plantean una cooperación que innove, promueva el crecimiento y el desarrollo económico y "supere las asimetrías mediante la complementación de las economías (…), la integración industrial y productiva, con especial atención en las pequeñas y medianas empresas, las cooperativas, las redes y otras formas de organización productiva".


El Tratado contempla la coordinación en la lucha contra el terrorismo, corrupción, drogas, trata de personas, tráfico de armas pequeñas y ligeras, crimen organizado transnacional y se pronuncia por el desarme, la no proliferación de armas nucleares, ni de destrucción masiva, y libre de minas antipersonales.


Estructuralmente Unasur estará conformada por el Consejo de Jefes de Estado, que se reunirá anualmente; el Consejo de Ministros de Relaciones Exteriores, con encuentros semestrales; el Consejo de Delegados, que se reunirá bimestralmente y la Secretaría General, con sede en Quito, Ecuador. El secretario general durará dos años en sus funciones. En un protocolo adicional se planteará la creación de un Parlamento Suramericano, con sede en Cochabamba, Bolivia.


Se podrán crear otros órganos, como el Consejo Energético de Suramérica, ya en funcionamiento.


En Unasur las decisiones se tomarán por consenso, pero los miembros podrán eximirse de aplicar total o parcialmente una política aprobada.



NOTICIAS RELACIONADAS