19 dic. 2009

Colombia debe cambiar el Gobierno y no la Constitución

Bogotá, 13 Dic. ABN.- El ex mandatario colombiano y ex secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), César Gaviria, rechazó este fin de semana la idea de enmienda a la Constitución de su país para permitir un tercer mandato consecutivo a Álvaro Uribe, alegando que 'Colombia tiene que cambiar de gobierno, no de Constitución'.

Así lo expresó durante la ceremonia en la que se proclamó a Rafael Pardo como candidato a la presidencia por el opositor Partido Liberal, Gaviria hizo saber que no dará tregua en la confrontación contra Uribe y formuló las bases de la propuesta programática.

'Presidente Uribe, este pueblo liberal reunido aquí está dispuesto a salir a la calle a defender la Constitución si usted insiste en pisotearla y desconocerla como se está haciendo', afirmó el candidato.

El ex mandatario rechazó la posibilidad de que Uribe se presente otra vez como candidato, aunque para ello deberá esperar que la Corte Constitucional avale la convocatoria a un referendo reeleccionista.

'El país necesita que se le infundan esperanzas, no miedos ni temores. Lo que el liberalismo le ofrece a la sociedad colombiana es reformas y no otro caudillo o caudillito, que por fortuna no tenemos porque este es un partido que ha sido serio y celoso del Estado de Derecho', enfatizó.

Gaviria pidió a Uribe, quien ganó las elecciones de mayo de 2002 como disidente del Partido Liberal y fue reelegido en 2006 en medio de una gran popularidad que aún conserva, que respete el fallo que la Corte Constitucional emitirá a comienzos del próximo año.

'Confiamos en que (Uribe) no incurrirá en acciones que lleven al traste a nuestro Estado de Derecho, en nombre de un tal estado de opinión que no es otra cosa que el abuso del poder presidencial', señaló.

Entre los asistentes al encuentro estaban el ex presidente Ernesto Samper (1994-1998) y la ex rehén de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, Clara Rojas. Allí se debatió sobre si el Partido Liberal debe moverse a la derecha o la izquierda, en un contexto de polarización política preelectoral, crisis económica y violencia en el país.

Un momento especial se vivió cuando el ex presidente reconoció la gestión de Piedad Córdoba en la búsqueda de una salida política al conflicto a través de un acuerdo humanitario.