18 abr. 2009

Mandatarios de países de la Alba exigen a EEUU levantar el bloqueo contra Cuba

Anuncia Hugo Chávez que el grupo vetará la declaración final de la Cumbre de las Américas

Afp, Dpa y Reuters
El presidente venezolano, Hugo Chávez, y sus aliados de la región exigieron hoy a Estados Unidos levantar el bloqueo a Cuba, durante un encuentro en el que el gobernante cubano Raúl Castro reiteró su disposición a un diálogo abierto con Washington, pero en igualdad de condiciones y sin la más mínima sombra sobre nuestra soberanía, al rechazar declaraciones de la secretaria de Estado Hillary Clinton, quien pidió apertura a la isla y la liberación de los presos políticos.
Los presidentes de Bolivia, Evo Morales; Cuba, Raúl Castro; Honduras, Manuel Zelaya; Nicaragua, Daniel Ortega, y Venezuela, y el primer ministro de Dominica, Roosevelt Skerrit, países que conforman el pacto comercial Alternativa Bolivariana para las Américas (Alba), junto con el mandatario paraguayo Fernando Lugo y el canciller de Ecuador, Fander Falconí, así como el primer ministro de San Vicente y Granadinas, Ralph Gonsalves, se reunieron hoy en la ciudad de Cumaná para condenar que Cuba sea excluida de la Organización de Estados Americanos (OEA) y el bloqueo comercial que Estados Unidos le impuso hace 47 años.
En este contexto, Castro respondió a la secretaria de Estado Hillary Clinton, quien pidió que Cuba libere a los presos políticos. Yo no entiendo esa democracia de Estados Unidos. Hay un solo partido, ironizó Castro, y añadió que lo que tienen es bien engrasado su sistema.
¿Por qué no nos sueltan a nuestros cinco héroes que no le hicieron ningún daño a Estados Unidos?, preguntó Castro, al aludir a cinco cubanos condenados bajo cargos de espionaje.
Más aún, Chávez anunció que Venezuela junto con otros países vetará la declaración final de la Cumbre de las Américas, que será el primer encuentro del presidente Barack Obama con 32 de sus pares de la región. Es una declaración difícil de asimilar, afirmó el gobernante venezolano.
De la Cumbre de las Américas no tenemos grandes expectativas. Hay una declaración que es difícil de asimilar. Está totalmente descolocada en el tiempo y en el espacio, como si el tiempo no hubiera pasado, dijo Chávez al recibir en Cumaná, al este de Caracas, al presidente de Cuba, Raúl Castro, para la reunión de la Alba.
En su discurso inaugural, Chávez comentó que revisó la declaración de Puerto España que “empieza diciendo ‘Nosotros, los presidentes electos democráticamente...’” Dijo: ¿Dónde habrá más democracia, en Estados Unidos o en Cuba? ¿Será verdad que en Estados Unidos hay más democracia que en Cuba? Yo no tengo dudas: en Cuba hay más democracia que en Estados Unidos.
El mandatario venezolano pidió que la cumbre de Trinidad sea la última de ese formato, al aseverar que América es en realidad dos continentes: el del norte y el del sur. Dijo que lo que debe ser promovido es la cumbre de nuestros pueblos, ésta (del Alba), la de la unión, la de los latinoamericanos. Ésa debe ser nuestra cumbre.
El venezolano anunció que los países de la Alba firmaron con Ecuador un acuerdo para crear el sucre, una moneda común, y que se trabaja sobre estrategias para enfrentar la crisis económica. Además, propuso crear mecanismos de cooperación de este grupo latinoamericano con China e Irán.
Chávez arremetió luego contra Clinton, quien desde Haití pidió a Cuba emprender una apertura de la sociedad, que libere a los presos políticos y se abra a la opiniones y los medios extranjeros.
Aseveró que ella antepuso esas condiciones democráticas para levantar el bloqueo; comentó que si esto es así entonces qué podemos esperar cuando repiten el mismo cuento, y caracterizó estas declaraciones de irrespeto.
Del mismo modo, criticó a Obama al considerar como limitadas las medidas que anunció hacia Cuba de levantar restricciones a viajes a la isla y envíos de remesas, y destacó que al estadunidense hay que exigirle que acate las resoluciones de Naciones Unidas, en las que prácticamente todos los países han votado por levantar las sanciones comerciales de casi cinco décadas a Cuba.
Por lo demás, Chávez fustigó al secretario general de la OEA, José Miguel Insulza, al afirmar que emplea los argumentos de Washington para justificar la exclusión de Cuba del organismo.
Chávez leyó fragmentos de un artículo del líder cubano Fidel Castro sobre la OEA, con críticas a Insulza, en las que señala que sabe que nosotros no queremos ni siquiera escuchar el infame nombre de esa institución, de la cual Cuba fue expulsada en 1962 bajo presiones de Washington.
Insulza está volviendo a 50 años atrás, expresó Chávez, quien agregó que la OEA parecía el ministerio de las colonias de Estados Unidos.
A su llegada a Cumaná, Raúl Castro aseveró que con americanos o sin americanos, la OEA tiene que desaparecer, tras la interminable lista de todo lo que nos hicieron y pretenden seguir haciendo con otros.
Citó una frase del patriota cubano José Martí, usada con otro motivo: antes de ingresar a la OEA primero se unirá el Mar del Norte con el Mar del Sur y nacerá una serpiente de un huevo de águila. Concluyó que ya Fidel le ha contestado en una reflexión a Insulza, en referencia al artículo.
En tanto, Evo Morales propuso llevar una resolución conjunta sobre Cuba a la Cumbre de las Américas para exigir a Estados Unidos el levantamiento del embargo. Cuba tiene el apoyo de todo el mundo menos de Estados Unidos e Israel. Si Obama quiere tener el apoyo de todo el mundo debe levantar el bloqueo a Cuba, afirmó.
Estados Unidos no tiene moral ni autoridad para hablar de democracia porque desde allá se gestaban golpes de Estado, golpes militares, como ahora se gestan golpes civiles en Bolivia, dijo el líder. Aquí yo quiero declararme marxista, leninista, comunista, socialista. Y ahora que me expulsen de la OEA, concluyó desafiante Morales, aplaudido por la plenaria.
http://www.jornada.unam.mx/2009/04/17/index.php?section=mundo&article=036n1mun