19 mar. 2009

No equivoquemos el porqué de esta Revolución

Las diatribas entre nosotros enceguecen nuestras metas. Mantengamos la vista firme en nuestro país y sus necesidades.

Hoy en Globovisión, pasaron un micro, donde apoyaban la pesca de arrastre. Una periodista llamada Karen le preguntaba al Presidente de "porqué no hicieron que se cumplieran la leyes antes y así evitaban que esos pescadores perdieran su trabajo".

Muchas familias de pescadores artesanales pasaron desdichas, con este tipo de pesca infame. Pude ver, como salían a buscar el sustento de sus familias y lo que conseguían era el desecho que dejaban esos barcos. En Boca de Uchire, estado Anzoátegui, se podían ver buques extranjeros irrespetando el límite de 6 millas, para entonces incumpliendo la distancia, que tenían que obedecer para ese tipo de pesca.

Ellos, Globovisión y sus aliados, siempre estuvieron en desacuerdo con estas medidas para proteger al pueblo del hambre, ya que la pesca indiscriminada a la que nos tenían sometidos, les quitaba de los anaqueles de las bodegas y supermercados la posibilidad de tener una alimentación balanceada. En las mesas de los venezolanos empezaron a escasear el Atún y pescados naturales de la región, ya que se los exportaban, consiguiéndose luego con precios muy elevados para el bolsillo del venezolano.

La prohibición de la pesca de arrastre está establecida en el artículo 23 de la Ley de Pesca y Acuicultura, aprobada por la Asamblea Nacional el 14 de marzo del 2008.

Para recordarle a todo aquél que no lo tiene muy clarito, el Artículo 23 reza de esta forma: “Se prohíbe realizar actividades de pesca industrial de arrastre dentro del mar territorial y dentro de la zona económica exclusiva de La República Bolivariana de Venezuela. La pesca artesanal de arrastre será sustituida, progresivamente, por otras artes de pesca a los fines de garantizar el desarrollo sustentable de los recursos hidrobiológicos y el ambiente”

Cuando emitieron esta ley, la oposición se encargó de hacerle llegar a esa minoría de opositores, una serie de mensajes cargados de miedo y ansiedad. En ellos les decían que perderían las casas y toda construcción que habían edificado hace algunos años cerca de las playas. Estas personas cayeron en pánico y empezaron a criticar la medida que había tomado el gobierno para bien público. Ahora díganme ustedes, que tan malo puede ser que el Presidente de la República, con todo el derecho que nosotros le hemos conferido, decida ejecutar lo que pregona a los cuatro vientos, “la protección al pueblo No se entiende, que en su desmedido odio hacia él estén desaprobando lo que es bueno para la población pesquera, que hasta la fecha no había tenido quien los defendiera. Pero es que no es solo a ellos a quien beneficia esta decisión, es a todo el pueblo, sin distingo de clases, porque bastante que van a comprar a los Mercales los compatriotas de la zona del Este y los que, aun viviendo en el Oeste, recibiendo beneficios todos los días, se oponen al único hombre que ha pensado en ellos, en nosotros y tienen todo el derecho como venezolanos de percibir las mieles de la revolución.

El gobierno ha ofrecido a estos trabajadores que han concluido sus labores en este tipo de pesca, subsidio y ofertas de empleos, para que sigan siendo útiles a la patria y a ellos mismos, pero con más conciencia patriótica, con más amor a lo nuestro.

Ahora resulta que algunos Gobernadores y Alcaldes se oponen a soltar los puertos y aeropuertos. El Gobernador Salas Feo, en una entrevista en Globovisión, lo que exterioriza es temor a que les quiten las fuentes de entradas que deben tener a través de estas instituciones, ya que están peleando como fieras furiosas, por el pedazo de carne, que sienten se les está arrebatando.

Es lo mismo de siempre. Por eso es que no debemos dejar que nos envuelvan con sus tácticas divisionistas. Lamentablemente, se han erigido como enemigos del pueblo venezolano, mantengamos la unidad y hagamos las cosas bien y a tiempo, evitando la burocracia.

Los pleitos y agresiones ante todo el mundo, no es la mejor táctica para desarmarlos, recordemos que “La ropa se lava en casa”, los medios existen, vamos a utilizarlos hasta que se haga común el elevar nuestras quejas o pareceres, como debe de ser en un país democrático y socialista, pero nos llama la organización y la disciplina. Ante una queja, volteemos a ver las posibles soluciones al respecto. Pero darle material para que se crezcan contra el pueblo, eso JAMÁS, recordémoslo.

¡PATRIA SOCIALISMO O MUERTE!

¡¡VENCEREMOS!!

Carmen Pacheco