26 abr. 2010

Conmemoración del Bicentenario de la rebelión caraqueña por la Independencia


En La Haya el 17 de abril de 2010 conmemoramos en una tarde de encuentro solidario, el Bicentenario de la rebelión caraqueña por la Independencia.


Fue un encuentro reflexivo organizado por la Misión diplomática de la República Bolivariana de Venezuela y contó con la participación de un grupo musical venezolano que encantó a los asistentes con su trabajo artístico paseándonos por toda la geografía musical venezolana. El concierto fue interpretado por la virtuosa pianista, compositora y cantante Prisca Dávila en conjunto con el ensamble compuesto por Gerardo Rosales en la percusión, Manuel Torcat con el bajo, Eduardo Dávila con saxofón y flauta.

La Sra. Rimac Zubieta, representante de la Embajada Boliviana extendió un saludo fraternal del Embajador de Bolivia al pueblo venezolano y a los asistentes a la velada.

Manuel Gutierrez, Primer Secretario de la Misión Diplomática, dio inicio al encuentro recalcando la importancia, para Venezuela y nuestra América Latina, de la conmemoración del Bicentenario. Se refirió a la vigencia del legado histórico de esta lucha en contra del colonialismo y ese pasado histórico lo reflejó en la actual situación que enfrenta el continente latino americano frente a la amenaza del imperialismo norteamericano contra los pueblos hermanos que están afianzando una integración regional basada en el respeto de los derechos humanos y el medio ambiente.

El Embajador Agustín Pérez Celis saludó cordialmente a los presentes, quienes de una u otra manera manifiestan su amistad y brindan apoyo al proceso revolucionario y socialista en Venezuela. Enfatizó en el concepto de unidad de los sucesos de la rebelión popular y militar del 19 de Abril de 1810 con las acciones tomadas por el pueblo y la Fuerza Armada Bolivariana el 13 de Abril del 2002, al restituir el gobierno bolivariano y al Comandante Hugo Chávez como líder y Presidente legítimo de la República Bolivariana de Venezuela.

Rodrigo Rojas en nombre del Circulo Bolivariano de Holanda, reforzó las palabras del Embajador e instó a los presentes a seguir aportando en la solidaridad con el proceso revolucionario y buscar el apoyo de la población holandesa.


Entre los asistentes se encontraban personas de diferentes nacionalidades. Todos coincidíamos en la amistad y solidaridad con el proceso revolucionario y socialista de la República Bolivariana de Venezuela.