9 feb. 2010

Unasur aprueba fondo de 100 millones de dólares de ayuda a Haití e insta a condonación de deuda

En el documento final aprobado unánimemente por los presidentes y representantes de los gobiernos de la Unasur, se decidió un plan integral de ayuda a Haití, que incluye atención inmediata y estrategias a largo y corto plazo para la reconstrucción de la empobrecida nación caribeña.

TeleSUR
La Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), aprobó este martes un fondo de ayuda a Haití de 100 millones de dólares y el envío de carpas para los damnificados por el sismo del pasado 12 de enero. Instó asimismo a los miembros del grupo a condonar la deuda al país más pobre de América.

En el documento de la cumbre extraordinaria que se llevó a cabo este día en Quito, capital de Ecuador, los socios del bloque suramericano también dieron su voto para la solicitud de un crédito de hasta 200 millones de dólares al Banco Interamericano de Desarrollo (BID) con un plazo de pago de entre 15 a 20 años y con un interés mínimo. Este préstamo está respaldado por la Unasur.

Acordaron además trabajar por la recuperación del sector agrícola del país, aspecto que incluye la reforestación, donación de semillas e insumos para impulsar el desarrollo económico en la nación caribeña.

El texto también prevé incrementar acciones de la docena de países miembros en materia de salud para mejorar la calidad de vida del pueblo haitiano; todo en labor conjunta y bajo la supervisión del gobierno constitucional de Haití.

En cuanto a la reconstrucción de la infraestructura del país, los asistentes a la reunión extraordinaria de Unasur acordaron la instalación de albergues para las miles de personas que actualmente viven a la intemperie mientras se recuperan las ciudades más afectadas. Este punto abarca la donación de maquinarias al gobierno haitiano.

En cuanto a la reforestación de Haití, Unasur coincidió en la necesidad de estimular la diversificación de fuentes energéticas y el uso de energías renovables para que la nación no dependa tanto de la explotación de la madera, que ha causado la casi extinción de la vegetación en la isla.

El acuerdo de 12 puntos exhorta, igualmente, a los países del bloque a facilitar los procesos de regulación migratoria en beneficio de los haitianos que soliciten residencia en estas naciones, así como la eliminación de tarifas de exportaciones para estimular la inversión en Haití.

La educación también se verá estimulada por el plan de colaboración de la Unasur hacia el pueblo haitiano pues se prevé la construcción de nuevas escuelas y liceos con características antisísmicas.

Se establece, finalmente, la cooperación de los Estados miembros para el envío marítimo de ayudas a Haití y la promoción de una brigada de solidaridad que colabore en la nación caribeña.

El documento fue aprobado por el voto unánime de todos los asistentes al final de la sesión, donde el presidente de Ecuador, Rafael Correa, expresó que lo más importante de este plan es "ejectutarlo por el bien de Haití".

Haiti no merece otra invasión

A su salida de la Cumbre, el vicepresidente de Bolivia, Álvaro García Linera, señaló que la devastada nación caribeña no se merece una invasión, al referirise a los 16 mil soldados que Estados Unidos envió a pocos días de la tragedia.

"Haití es un territorio que no se merece, en medio de una tragedia, una invasión más", expresó García Linera a los medios de comunicación.

Asimismo, señaló que el tema de la ocupación de Haití "no se ha debatido, pero hemos dejado por sentado nuestra posición".


teleSUR / ve - MM