26 sept. 2010

Fernando Soto; análisis de Venezuela

EN DEFENSA DE NUESTRA CAMPAÑA ELECTORAL

(COMO ENFRENTAR UNIDOS LAS MENTIRAS Y ENGAÑO DE LOS ESCUÁLIDOS Y EL    
                                                                                                                IMPERIALISMO YANQUI)


El pueblo de Venezuela vive un momento estelar, en la actual coyuntura política de construcción de la Republica Bolivariana de Venezuela, la vía Venezolana hacia el Socialismo del siglo XXI.
Una de las características más resaltantes de la Revolución Bolivariana es la agudización de la lucha de clases entre el proletariado, el pueblo en su conjunto y la Burguesía Financiera Especulativa, Comercial Importadora, de los Medios de Comunicación y el Espectáculo. 

La lucha del pueblo, liderizada por el Comandante Presidente Hugo Chávez programáticamente  fundamentada en el desarrollo del Poder Popular, que se encuentra sintetizado en la redacción de Constitución Nacional de la Republica Bolivariana Socialista de Venezuela, aprobada el 15-12-1999 y enmendada el 16-02-2007, los Acuerdos y Resoluciones del Congreso Extraordinario del PSUV (Libro Rojo), tiene como plataforma la construcción de una sociedad justa y amante de la paz, de derecho, solidaria, igualitaria, equitativa, democrática, participativa, protagónica, donde lo fundamental sea el bienestar de la especie humana y de todas las especies vivientes del planeta y de el planeta mismo. Donde se garantice el respeto a la dignidad humana, con promoción de la prosperidad y el bienestar de los pueblos.

La lucha de la Burguesía, liderizada por el Imperialismo Yanqui, esta enmarcada en el Proyecto Neoliberal Transnacional del Consenso de Washington, plataforma para intentar la restauración, en Venezuela, de la Republica Oligárquica excluyente Puntofijista.
En este escenario, de la actual coyuntura política de nuestra Revolución Bolivariana, está la pugna por los curules parlamentarios en la Asamblea Nacional, que culminará en las elecciones del 26 de septiembre de 2010.

Los revolucionarios y revolucionarias, bolivarianos, socialistas, nos jugamos la propia vida, la de nuestras familias y amigos, en este proceso, porque en el hipotético caso que los escuálidos obtuvieran la mayoría parlamentaria este 26-S, la Burguesía, la Oligarquía en contrarrevolución, eliminarían en principio las conquistas populares alcanzadas en estos últimos 11 años, comenzando por las misiones, Robinsón, Barrio Adentro, Sucre, Mercal, PDVAL y todas las demás, para destruir las bases de el Poder Comunal, el Poder Popular, y por ende la República Bolivariana y el desarrollo Socialista en Venezuela. Luego vendrían por el Comandante Chávez para acabar con el liderazgo y desmoronar la coherencia política, y finalmente, como en tiempos pasados no tan lejanos, por los cuadros y bases revolucionarias, por usted y por mí.


Por ello es imperativo, en esta Campaña Admirable, obtener una Victoria Admirable este 26-S, una victoria que le demuestre, sin duda, al imperialismo yanqui, a la Burguesía Apátrida, a la Oligarquía, que este pueblo heroico, el pueblo  de Bolívar, ha escogido el camino, sin retorno, de la construcción del Socialismo del Siglo XXI, esto es  obtener la mayoría absoluta de curules en la Asamblea Nacional.

En Falcón debemos, como siempre, dar un paso al frente con una Victoria Total,  seis (6) diputados de seis (6), hay que triunfar en los cuatro (4) circuitos nominales, arrasar con los votos por el PSUV  lista, para el total de dos (2) diputados. Como ñapa también debemos alcanzar la mayoría de los votos por el PSUV lista, para el Parlamento Andino y para el Parlamento Indígena.

En Cada Circunscripción Electoral tendremos dos (2) Tarjetones, debemos en el tarjetón “Voto Lista y Voto Nominal” votar, PSUV, arriba y a la izquierda, por lista (1) y por nuestro diputado nominal (1). Total dos veces. En el tarjetón del Parlamento Latinoamericano, igual, arriba y a la izquierda, PSUV lista (1).Total una vez. Y finalmente, en este mismo tarjetón, abajo, en el área del Parlamento Indígena, por nuestro o nuestra candidata (1). Total una vez.En total,  total, marcaremos cuatro (4) óvalos, dos (2) en el tarjetón por circunscripción y dos (2) en el tarjetón de los parlamentos Latino Americano e Indígena.

Ante este objetivo político electoral, de defensa de lo alcanzado, y de supervivencia,  se impone el cerrar filas en torno al liderazgo de la Gobernadora Estela Lugo de Montilla, de el coordinador estadal del PSUV, Jesús Montilla, de nuestros alcaldes y nuestros  candidatos y candidata a la Asamblea Nacional,  así como seguir al pie de la letra las orientaciones políticas del Comandante Presidente Hugo Chávez.  Un solo mando y a una sola voz hasta la Victoria Admirable del 26-S.
Nuestro enemigo es el imperialismo yanqui, sus lacayos y cipayos, las diferentes facciones burguesas, los escuálidos. Estos tienen, como único plan político electoral, la mentira y el engaño. Para esto desarrollarán, utilizando la burguesía, un conjunto de estrategias, diseñadas por la CIA y El Pentágono, para tratar de engañar y manipular a nuestro pueblo, en contra de nuestro proceso revolucionario, mediante la exacerbación mediática de temas como la energía eléctrica, la alimentación, la seguridad, la salud, etc.

¿Por qué los Escuálidos y el Imperialismo mienten y engañan?
Porque quieren evitar la construcción de la Republica Bolivariana Socialista de Venezuela, la vía Venezolana hacia el Socialismo del siglo XXI, una sociedad justa y amante de la paz, de justicia y social de  derecho, y remplazarlas por la dictadura burguesa Puntofijista neoliberal.
Porque por su concepción racista consideran que el proletariado y el pueblo en su conjunto, es fácil de engañar y engatusar, para hacer que se abstengan de votar, pensando que así ellos lograran mantener, al menos, su votación histórica de un 35% o, en su más ensoñador escenario, la mayoría de los curules en la Asamblea Nacional.

Buscando lograr disminuir el piso político del Comandante Presidente Hugo Chávez, con el objetivo de frenar la construcción de la República Bolivariana Socialista de Venezuela, la vía Venezolana hacia el Socialismo del siglo XXI, destruir el Poder Popular Comunal; para, una vez perdido el apoyo de las bases, aplicar su plan genocida de asesinar al Comandante Presidente Hugo Chávez y a toda la dirigencia Bolivariana Socialista del PSUV, como lo hicieron en los años 60, 70, 80 y 90.
Este plan, político electoral, de los escuálidos para engañar y engatusar al proletariado y al pueblo en su conjunto, contempla las siguientes estrategias:

En lo Político
Los escuálidos no difunden su programa político, por que simplemente no lo tienen, su orientación es el  Proyecto Neoliberal Transnacional, del Consenso de Washington para la restauración de la Republica Oligárquica excluyente Puntofijista.

El proyecto neoliberal Puntofijista lo podemos resumir en lo siguiente, en que todos los bienes y servicios necesarios para vivir como humano, son convertidos en mercancías, es decir, que el que no tenga dinero vivirá como sub. humano y/o será excluido hasta morir en la indigencia.

El proyecto neoliberal Puntofijista de los escuálidos privatizara la salud, para ello eliminara Barrio Adentro I, los CDI, SRI, CAT, y privatizara los hospitales generales; Privatizara la educación eliminara la UBV, la misión Sucre, Rivas, Robinsón, convertirán las Aldeas Universitaria en centros comerciales, se culminará la privatización del preescolar, la educación básica, la diversificada y la universitaria y la UNEFA volverá a ser una universidad elitesca al servicio de la burguesía; el presupuesto nacional, regional, municipal y local pasara a ser elaborado por las diferentes facciones burguesas y las empresas contratistas; eliminará todas las misiones y políticas gubernamentales que favorezcan a los sectores populares, privatizaran Corpoelec, Sidor, PDVSA, pasando todo el parque industrial a las transnacionales, con lo cual aumentara el desempleo local y la miseria, la agricultura se centrara en los productos tropicales dirigidos a la exportación.

En lo Religioso
Los escuálidos vienen utilizando para engañar y engatusar al proletariado y al pueblo en su conjunto, la fe, la religión, la creencia en Dios, mediante la alta jerarquía eclesiástica de la iglesia católica apostólica y romana, como Roberto Lucker Arzobispo de Coro, José María Leonardis Obispo de Punto fijo, y Jorge Urosa Sabino, Arzobispo de Caracas y Cardenal de Venezuela, para difundir matrices de opinión sobre el supuesto carácter dictatorial y violador de los derechos humanos del Gobierno Bolivariano, regido por el Comandante Presidente Hugo Chávez. Sin embargo campañas como la que inicio este cardenal, satanizando el comunismo,  fueron rechazadas por el pueblo venezolano y hasta por el propio Papa Benedicto XVI, quien lo desautorizó y no lo recibió en su última visita al Roma en Julio 2010.

La iglesia católica apostólica romana primitiva, en los tres primero siglos de nuestra era, practicaba las enseñanzas de Jesús de Nazaret, el Cristo Redentor, resumidas en los siguientes textos “…Amaos los unos a los otros…”, “…Ama a tú prójimo como a ti mismo…”, “…Más fácil entra un camello en el ojo de una agujas,…que un rico en el reino de los cielos…”, “…no se puede servir a dos amos, a Dios y a la Riqueza…”, “…ayúdate, que dios te ayudara…”, concepciones socialistas de los cristianos primitivos, recogidas por Carlos Marx y Federico Engels en el Manifiesto del Partido Comunista de 1848 y en El Capital de 1867,  por nuestro Libertador Simón Bolívar, cuando expreso “…el mejor gobierno, es aquel que da a su ciudadanos la mayor felicidad posible…”,  y por El Congreso de Angostura en 1819.

Como vemos en la iglesia católica apostólica romana, existen dos sectores, uno, en el que se encuentra buena parte de la alta jerarquía eclesiástica, al servicio de la burguesía financiera especulativa y de las empresas trasnacionales globales del imperialismo yanqui, que tiene como objetivo mantener el status quo, que pretende que el pueblo acepte con resignación su miseria y la explotación. Y el otro, que basa su existencia en la “Teología de la Liberación y su Compromiso con los Pobres”, la liberación de los seres humanos, mediante la transformación del sistema capitalista neoliberal a una sociedad justa, de derecho y amante de la paz, una sociedad Socialista.

Temor Social,  la Inseguridad
El hampa común, organizada o no, es un subproducto del sistema capitalista neoliberal. La historia del crimen y del delito, como lo conocemos hoy día, se inicia con la aparición de la propiedad privada, del acaparamiento de la tierra y la conversión de los excedentes, alimentos, bienes y servicios, en capital. Generando  dos clases sociales básicas la rica y la pobre, el descontento social y la miseria que, a veces, empuja al ser humano a transgredir los valores sociales por necesidad ó por rabia.

Con el desarrollo del Capitalismo Neoliberal se profundiza la brecha social pues este busca crear, en los seres humanos, necesidades de consumo artificiales, para la comercialización de artículos y mercancías no esenciales para la supervivencia.

En los barrios populares de Caracas y de las grandes ciudades, se observa como se asesina a personas para quitarle unos zapatos Niké, un teléfono Backberry, o un IPOD, artículos no indispensables para la vida, pero que la ideología burguesa y los medios de comunicación inducen su consumo mediante la promoción de anti-valores sociales como el consumo de drogas, alcohol, cocaína, heroína, marihuana y la famosa piedra o “crack”.

En conclusión el capitalismo, en sus diferentes formas y modalidades, en especial el neoliberal, solo puede existir en la desigualdad social, en la injusticia, mediante la promoción del delito y la delincuencia.

Los escuálidos vienen acusando al gobierno del Comandante Presidente Hugo Chávez, de no hacer nada para enfrentar al delito y al crimen, porque no aplica la política represiva y violadora de los derechos humanos que aplicaron Rómulo Betancourt, “…Disparen Primero y averigüen después…”, que siguieron Raúl Leoni, Rafael Caldera, Luís Herrera Campis, Jaime Lusinchi, Ramón J Velásquez, y aquí en Falcón, Pablo Saher, Ramón Antonio Medina, Pedro Luís Bracho Navarrete, Rómulo Rodríguez Campos, Aldo Cermeño, José Curiel, Ildemaro Villasmil, Castor González, Leoncio López, etc., donde con las famosas redadas, se asesinaba a los habitantes de los barrios de Coro y Punto Fijo. Esta política represiva aplicada durante el puntofijismo no elimino el crimen ni la delincuencia.

La Electricidad
El sistema eléctrico esta conformado por la generación, la cual puede ser hidráulica producida por el agua de los ríos, la térmica producida con gas, diesel, vapor, nuclear, eólica; la transmisión, compuesta por las líneas de alto voltaje que transportan la electricidad desde las plantas de generación hasta las subestaciones; la distribución de media, que consiste en el transporte de electricidad desde las subestaciones hasta los transformadores circuitales;  la distribución de baja, que consiste el transportar la electricidad desde los poste hasta las casas y por último la distribución interior de cada casa o apartamento.

Con la aplicación de las políticas neoliberales, del fondo monetario internacional (FMI) en los gobierno de Luís Herrera Campis, CAP II y Caldera II, se decidió la privatización de la electricidad, es decir vender CADAFE, EDELCA, ENERBAR, ENELVEN, etc., para ello se definió la estrategia, de empeorar el servicio eléctrico. Recordemos, en Falcón la famosa “Planta Chatarra de Curiel” colocada en la Estación Eléctrica de Las margaritas en Punto Fijo.

El objetivo era lograr que la población aceptara como justo y necesario la privatización de las empresas eléctricas públicas, lo cual se fue aceptando en la mayor parte de la clase media profesional, que aplaudiera la privatización de la electricidad en la isla de Margarita en el segundo Gobierno de Caldera. Pero los apagones siguieron siendo cosa cotidiana, hasta la que se volvió a estatizar reduciendo los apagones a cero.

En Falcón en los últimos 30 años la única inversión que realizo fue en la planta de GENEVACA, propiedad de la EDC, que le suministraba electricidad únicamente al complejo refinador  de Paraguaná, el resto del estado era suplido por las planta del Isiro, y la vieja planta de Punto Fijo, y por las líneas de transmisión proveniente de planta Centro, lo cual se mantuvo así hasta la llegada de la Revolución Bolivariana Socialista al estado Falcón, que por iniciativa del Gobernador Jesús Montilla, GENEVACA le suministro electricidad a Coro y Punto Fijo, y se iniciaron los proyectos para la construcción de una nueva línea de transmisión de planta Centro, una pequeña planta en Dabajuro, y de la Planta termoeléctrica Josefa Camejo en Paraguaná con capacidad de 450 Megavatios para la primera etapa, iniciativa de la Gobernadora Stella Lugo de Montilla.

Los actuales problemas eléctricos en Falcón son debido a que se debe actualizar y mejorar las etapas de transmisión y distribución y fundamentalmente los circuitos de nuestras propias casas, que consume más electricidad que le declaran a CADAFE, con lo cual la empresa desconoce la demanda eléctrica que debe generar, sucediendo que en las horas pico, se recargan los circuitos, que se disparan como protección del sistema, produciéndose el apagón. Paralelamente se esta siendo victima de sabotaje por algunos empleados de CADAFE, que se prestan al juego de algunos factores políticos.

Con todo, la problemática eléctrica va en camino de ser solventada en un tiempo prudencial, gracias a una política seria de inversión, en este sector, del gobierno del Comandante Presidente Hugo Chávez y por las gestiones del gobierno del nuestro estado, Falcón.

La Propiedad Privada
La propiedad privada apareció en el mundo, con la invención de la agricultura, que fue un avance en las fuerzas productivas, que creo un excedente de riqueza, que pasó de mano de la sociedad tribal a mano, en el Caso de Roma de los Patricios y de la Clase Sacerdotal.
En el Feudalismo, la propiedad privada estaba en mano del  señor Feudal y de la alta jerarquía eclesiástica Católica.

En el Capitalismo, la propiedad privada estaba en manos de la burguesía, en la actual etapa del capitalismo neoliberal e imperialista, esta en manos de la burguesía financiera especulativa.
En actualidad la única propietaria de los bienes y servicios es la burguesía financiera especulativa, es decir, la banca, ya que los productores de bienes y servicios, trabajan para los bancos, para mantener las especulaciones bursátiles, a los capitalistas, una vez pagados todos sus compromisos, a los productores no les queda nada, porque la plusvalía se la lleva la banca, es decir, la burguesía financiera especulativa.

En el capitalismo neoliberal, ni la burguesía productora de bienes y servicios es dueña de nada, y mucho menos el pequeño propietario, de una bodega o panadería, que su margen de ganancia es producto de su propia explotación, que tienen que trabajan más de 16 horas diarias y 7 días a la semana, y sin prestaciones sociales, que le garantice una vejes digna.

En cambio en el socialismo bolivariano, con la creación de la propiedad comunitaria y colectiva, sean creando millones de propietarios, que hoy trabajan en las empresas socialistas, sin explotación y con todas sus prestaciones sociales garantizadas.

En los últimos meses y días el único que ha expropiado la riqueza al pueblo es Econoinvest que estafo a miles de venezolanos y suplanto la identidad a miles de personas humildes, y el Banco Federal de Mezerhanes, que les quito la propiedad privada a los del Edificio la Avileña en Maripérez en Caracas y al pescador de Sucre que le confiscaron más de BsF. 5.000.000,00, que se había ganado en el KINO, en cambio el gobierno del Comandante Presidente Hugo Chávez les devolvió sus propiedades a los del Edificio la Avileña en Maripérez en Caracas y al Sr. Pescador de Sucre, se les devolverá una vez se vendan los activos del Federal y Mezerhanes.

En el socialismo solo se abolirá la propiedad del régimen de propiedad de la burguesía sobre los medios de producción de bienes y servicios, pero no la propiedad privada individual, y la pequeña propiedad como las bodegas, panaderías, posadas, las pequeñas y medianas empresas, las cuales vienen siendo estimuladas por el gobierno del Comandante Presidente Hugo Chávez en estos 11 años, los que han eliminado la péquela propiedad fueron los escuálidos y el imperialismo yanqui, cuando el paro sabotaje a las instalaciones  y equipos de PDVSA en Diciembre 2002 y enero 2003, cuando quebraron miles de pequeños empresarios y comerciantes que no pudieron vender sus productos, cual los llevo al cierre y la quiebra, lo que trajo como consecuencia la perdidas de sus propiedades.

Anticomunismo
El anticomunismo es una estrategia que utiliza la burguesía desde ante de la aparición del Manifiesto del Partido Comunista en 1848, ya que Marx y Engels, expresan “…Un espectro se cierne sobre Europa: el espectro del comunismo…”, “…No hay un solo partido de oposición a quien los adversarios gobernantes no motejen de Comunistas…”, como vemos el anticomunismo no es un fenómeno nuevo, ni inventado por el Cardenal Jorge Urosa Sabino, la alta jerarquía eclesiástica Católica, los escuálidos y el imperialismo yanqui, sino que es una arma política para atacar a los adversarios políticos, sino que se viene utilizando desde principio del siglo XIX.

Los godos conservadores acusaron a los lideres y dirigentes de la guerra Federal, Ezequiel Zamora, Antonio Guzmán Blanco, Juan Crisóstomo Falcón, Tirso Salavarria, José  María Hernández.
Juan Vicente Gómez y Eleazar López Contreras acusaron a la generación del 28 de Comunistas, la cual en su mayoría fundo AD y conformaron la vieja guardia de AD en los años 60, que también acuso de comunista a todos sus adversarios políticos de comunista, el peor insulto que se le podía hacer a cualquier persona en los años 60 de comunista, al que acusaban lo detenían, lo torturaban, lo asesinaban y lo desaparecían.

Marcos Pérez Jiménez acuso de comunista a AD, y la palabra ADECO, significa AD Comunista, los cuales en los años 60 acusaron a la juventud que conformo el MIR de Comunista, los cuales sufrieron prisión, tortura, muerte y fueron desaparecidos, la lista es muy larga, también acusaron de comunista al grupo ARS de Raúl Ramos Jiménez y otros, igual al MEP.

En el periodo electoral de 1973 se produjo una campaña anticomunista contra el MAS y su candidato José Vicente Rangel, aparecía de espalda con un AK-47, famosa es el mércate que apareció por Venevisión, CVTV y RCTV, y en la prensa escrita, donde se decía que nos iban a quitar la navidad como en Cuba, pero resulta que los que trataron de quitarnos las navidades fueron los escuálidos, la burguesía y el imperialismo yanqui durante el golpe de estado, paro sabotaje a las instalaciones y equipos de PDVSA, en diciembre 2002 y enero 2003.

Los escuálidos y en especial la alta jerarquía eclesiástica católica, en las figuras de Roberto Lucket arzobispo de Coro, José María Leonardis Obispo de Punto fijo, y Jorge Urosa Sabino Arzobispo de Caracas y Cardenal de Venezuela, desde el mes de junio de 2010, viene impulsando una estrategia de presentar al gobierno del Comandante Presidente Hugo Chávez de comunista, que va eliminar la pequeña propiedad individual al pueblo humilde de los barrios populares, la misma que implementaron cuando la enmienda en 2007.

Se quiere presentar que con el comunismo, se va a producir escasez de los artículos de primera necesidad, que para comprarlos se va a tener que hacer grandes colas, que a cada familia para poder comprarlos tendrán que tener una tarjeta de racionamiento, como sucedía en la URSS y el bloque soviético y sucede actualmente en Cuba, una mentira más de los escuálidos y del imperialismo yanqui porque en los países socialistas como la URSS, Checoslovaquia, China, Cuba, etc., la distribución de los artículos de primera necesidad abarcaba a la totalidad de la población, sin ninguna exención, pero una vez que cayo el bloque soviético y la URSS, la distribución de los artículos de primera necesidad se hacia exclusivamente para aquellas personas que las pudieran pagar, por eso fue que en la era Yeltsin se inician la aparición de los ingentes en la Plaza Roja de Moscú.

La estrategia del anticomunismo es concebida para presentar que todos los males de la humanidad se deben al sistema del comunismo, para así engañar y engatusar al proletariado y al pueblo en su conjunto, ya que lo consideran ignorante y falta de educación, para que se abstengan de votar por las opciones democráticas y socialistas, en nuestros caso de las bolivarianas socialistas liderizadas por el Comandante Presidente Hugo Chávez, que en el proceso de la enmienda de 2007, les dio muy buenos resultados.

Es necesario tener muy bien claro que la estrategia del anticomunismo, del anticubanismo, del antichavismo, es derrotar e impedir la construcción de la Republica Bolivariana Socialista de Venezuela, la vía Venezolana hacia el Socialismo del siglo XXI, al lograr engañar y engatusar al proletariado y al pueblo en su conjunto, para que no vote por el PSUV, e impedir que la Revolución Bolivariana Socialista, obtenga la mayoría en la Asamblea Nacional, para así revertir las políticas y estrategia que favorecen al proletariado y al pueblo en su conjunto, como la construcción del poder popular comunal.


¡Patria Socialista o Muerte!, ¡Venceremos!
¡La Independencia Continua!
¡En Falcón de seis, seis!
Coro, Agosto de 2010
Fernando Soto Rojas
Candidato Primero Lista del estado Falcón

Análisis situación política en Venezuela

“CARÁCTER HISTÓRICO Y POLÍTICO DE LA BATALLA ELECTORAL EL PRÓXIMO 26 DE SEPTIEMBRE DE 2010


Para comprender la esencia del combate electoral planteado para el 26 de septiembre del presente año, es útil avanzar en una aproximación sobre la naturaleza del sufragio en la pasada República de Venezuela, un Estado oligarca asociado al imperialismo y la República Bolivariana de Venezuela, un Estado Nacional,  Federal-Descentralizado, Democrático y Social, de Derecho y de Justicia, mediante el cual el pueblo organizado ejerce directamente la soberanía. 

La República Oligarca se sustentó, jurídicamente, en el Texto Constitucional vigente desde 1.961 hasta  el 15 de diciembre de 1.999 cuando fue derogada por el pueblo, mediante referendo constituyente aprobatorio del Texto Constitucional de la República Bolivariana de Venezuela, vigente desde esa fecha hasta la actualidad.

Como bien conocemos, la pasada República de Venezuela, constituyó la expresión política que permitió al imperialismo mantener su dominación oculta tras la ficción de la democracia, imponiéndose, durante ese período, la falsa idea de que la esencia de la democracia era el sufragio, es decir, que la democracia no abarcaba la propiedad sobre los medios de producción, los bienes producidos,  los servicios prestados socialmente, la seguridad personal, ni a la seguridad social.

En correspondencia con lo expuesto, una minoría asociada a la burguesía financiera internacional y sus sirvientes en nuestro país, eran los únicos que podían ser propietarios de los medios de producción: empresas, grandes extensiones de terrenos, etc. y en correspondencia con ello, tenían acceso a los bienes y servicios producidos y prestados socialmente,  a la custodia policial y militar para garantizar su seguridad personal.

Para ellos Venezuela fue un paraíso, por que jamás les faltó nada, todo lo tuvieron en exceso, para ellos no existió nunca el ochenta porciento (80%) de la población en miseria y el treinta porciento (30%) en miseria extrema, para ellos nunca existieron las familias desarrolladas en los basureros, las cadenas de ranchos y los millones de personas sin viviendas, tampoco existieron los cien (100) muertos semanales en Caracas, entre los cuales, cuarenta (40) eran niños. Muertos que sólo constaron, fugazmente, en las estadísticas que nunca publicaron y que posteriormente tergiversaron  al publicar datos falsos.
Por otro lado, es importante señalar que el proletariado, constituido por todos aquellos y aquellas que solo tienen su fuerza de trabajo para vender, cuando no  logran venderla,  están condenados y condenadas a sucumbir en la miseria o a elevar su conciencia y emprender la lucha contra el sistema capitalista,  y por la construcción de una sociedad donde todos y todas estemos incluidos en la propiedad sobre los medios de producción, al acceso de los bienes y de los servicios socialmente producidos y prestados para satisfacer necesidades sociales.

Igualmente es importante señalar que el proletariado, en el capitalismo, asume dos formas fundamentales: la forma de clase obrera y la forma de ejército de reserva del capital. Cuando el proletariado logra vender su fuerza de trabajo, se transforma en clase obrera y cuando no alcanza venderla, asume la forma de ejército de reserva del capital.
El capital en tiempo de crisis económica, utiliza a su ejército de reserva para mantener la tasa de ganancia, despidiendo al obrero y contratando al desempleado o ejercito de reserva del capital, con un salario inferior al obrero despedido y en tiempos de crisis políticas, cuando la clase obrera  ha creado las condiciones para tomar el poder, utiliza su ejército de reserva como base social para imponer su dictadura fascista.
Dicho en otras palabras, el capital somete al desempleado y desempleada a una miseria espantosa generadora de angustia y desesperación y esa angustia y desesperación de su ejercito de reserva, históricamente ha sido utilizada por la clase dominante, para desarrollar falsas promesas, campañas hipócritas y fariseas, dirigidas a movilizar a los desempleados y desempleadas contra la clase obrera y contra si mismo, en procesos electorales y en aquellos combates donde la clase obrera levanta el programa proletario.

Esas necesidades que angustian al proletariado y que se convierten en falsas promesas de la oligarquía dirigidas especialmente a los desempleados y desempleadas, jamás pudieron, ni podrán ser resueltas, en el marco del capitalismo a favor del ejército de reserva, ni de la clase obrera, en tanto que el capital necesita a su ejército de reserva para resolver sus crisis económicas y sus crisis políticas y fundamentalmente, porque el objetivo de la burguesía, es la máxima ganancia, no es resolver las necesidades del pueblo.

Igualmente es útil precisar que la clase obrera tiene en sus manos los medios de producción, es ella quien pone en funcionamiento toda la estructura productiva y de servicios. Sin ella nada se produce, nada se distribuye y ningún servicio se puede prestar.

Dicho de otra forma, la clase obrera es el proletariado que logra vender su fuerza de trabajo, que, como clase social, tiene en sus manos los medios de producción y el conocimiento para ponerlo en marcha, lo que carece es de la conciencia de su situación social para asumir la gestión directa y democrática del proceso productivo y ponerlo al servicio de la satisfacción de las necesidades sociales. Como consecuencia de esa falta de conciencia, es manipulada por la oligarquía asociada al imperialismo, colocándola al servicio de sus intereses con falsas promesas, con halagos individualistas, al igual que maneja a su ejército de reserva.

También es cierto que la clase obrera, como consecuencia de la explotación a la que es sometida, desarrolla acciones contra la burguesía incorporando muchas veces a los desempleados y desempleadas y producto de esas luchas prolongadas en el proceso histórico, fueron obligando a las clases dominantes a realizar aperturas en el proceso de participación en la toma de decisiones en la dirección del país y una de esas aperturas es la democracia burguesa, que a decir de Lenin, es la mejor envoltura que logra el capitalismo para oprimir y explotar a la fuerza de trabajo del proletario.

La democracia burguesa plantea  que la esencia de toda democracia es el sufragio; pero en los procesos electorales realizados en el marco del capitalismo, el proletariado no tiene posibilidades objetivas de participar como clase social, levantando su programa. Las condiciones impuestas en dicho proceso no se lo permiten.

En correspondencia con lo antes expuesto, el sufragio en el marco del capitalismo, es el método mediante el cual la burguesía resuelve sus contradicciones internas, y el proletariado participa en el proceso electoral burgués, manipulado por las promesas engañosas, hipócritas y mentirosas de la clase dominante, en función de apoyar a una de las corrientes burguesas para que asuma el gobierno y desde el gobierno “democrático” legitime y legalice la opresión y la explotación a la que está sometido.

En esos procesos electorales sólo se levanta un programa, el programa del capitalismo y en el caso de la pasada República de Venezuela, se levantaba sólo el programa imperialista y se debatían las diferencias o contradicciones existentes entre los distintos grupos que ejecutaban el programa imperialista en Venezuela.

En ese contexto, la esencia de las contradicciones entre los siervos del imperialismo fue ¿Quién era más servil? ¿Quién entregaba mayores riquezas al imperialismo?; pero en ningún momento se desarrollaron contradicciones en torno a la dependencia o independencia del imperialismo, contradicciones entre el capitalismo y cualquier otra forma de sistema económico orientado a resolver las necesidades del pueblo.

En la República Bolivariana de Venezuela el sufragio, por realizarse en pleno proceso de transición del capitalismo al socialismo, constituye el método democrático y pacífico donde se resuelve la contradicción entre el capitalismo y el socialismo, entre la plena Soberanía Nacional o la dependencia del imperialismo, en síntesis, donde se resuelve democráticamente la contradicción entre la profundización de la Revolución Bolivariana y el avance de la contrarrevolución imperialista.

En ese contexto, el proceso electoral en la República Bolivariana de Venezuela, está determinado por el debate en torno a dos programas, el programa popular contenido en el Texto Constitucional de la República Bolivariana de Venezuela y el programa del imperialismo.

El programa popular contenido en el Texto Constitucional de la República Bolivariana de Venezuela, hoy está concretado en el Plan de Desarrollo Social Nacional Simón Bolívar e implementado a través de las diversas misiones mediante las cuales se ha ido incluyendo a los excluidos por el capital a los servicios Básicos de salud, educación, vivienda, recreación, deporte, cultura, empleo productivo, alimentación, dignificación de niños, niñas, adolecentes, y adultos en situación de calle, así como la implementación de políticas contra la delincuencia común heredada del pasado y la delincuencia organizada como expresión del paramilitarismo que ha intentado sembrar el capitalismo en nuestro país, orientada a garantizar la seguridad de toda la población, la nacionalización de empresas propiedad del imperialismo, la expropiación de fundos improductivos y su entrega a trabajadores y trabajadoras del campo, la integración latinoamericana y caribeña, la transferencia tecnológica, la ampliación de las relaciones internacionales con todos los países del mundo en relación de igualdad, el impulso de las Comunas como formas de organización del pueblo para ejercer directamente el poder, la organización de la clase trabajadora en Universidad Bolivariana de Trabajadores “Jesús Rivero” para implementar la autoformación colectiva, integral, continua y permanente de la clase trabajadora, como estrategia de la clase obrera para desarrollar su conciencia y compromiso social y su formación integral para asumir la gestión directa y democrática de la economía en función de satisfacer las necesidades sociales, el impulso de las milicias populares como forma de organización militar del pueblo para la defensa de la soberanía nacional, entre otras políticas nacionales, estadales y municipales impulsadas por la Revolución Bolivariana.

El programa del imperialismo, fue implementado por la oligarquía a su servicio en Venezuela, en los planes quinquenales de la pasada República de Venezuela, mediante la política de privatización que les permitió entregar al capital financiero internacional la industria petrolera, las telecomunicaciones, las industrias básicas, la industria eléctrica y toda la infraestructura productiva de carácter estratégico, que permitió que el 80% de los ingresos nacionales drenaran hacia el exterior y el 20% se distribuyera entre los sectores oligarcas nacionales y para el pueblo solo se distribuyó el desempleo, la ignorancia, la falta de atención de: salud, recreación, educación,  vivienda, cultura, deporte, seguridad personal y seguridad social.

En todos los procesos electorales realizados en la República Bolivariana de Venezuela, han estado en debate estos dos programas. Siendo el contenido y método de las campañas lo siguiente:
La revolución ha hecho serios esfuerzos porque:

1.- Los candidatos y candidatas sean seleccionados y seleccionadas democráticamente desde la base de las organizaciones políticas o sociales que lo vayan a proponer. En ese sentido el Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) ha dado pasos significativos.
2.- Que las Campañas tengan como contenido esencial los programas de los partidos políticos u organizaciones sociales que proponen los candidatos o candidatas en función de abrir debates pedagógicos que permitan elevar la conciencia política del pueblo en función de que su voto se produzca conscientemente por cualquiera de los dos programas.
De igual forma el Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) ha dado muestras significativas de poner en práctica ese criterio en sus campañas.
3.- Implementar un sistema de votación que garantice la seguridad del voto y la celeridad en los escrutinios.
En ese sentido el Consejo Nacional Electoral (CNE) ha dado pasos significativos que han sido reconocidos por organizaciones internacionales.
4.- Impulsar el compromiso previo de los partidos y organizaciones sociales que propongan candidatos y candidatas, al reconocimiento de los resultados obtenidos.
El PSUV y el Partido Comunista de Venezuela (PCV) han hecho expresa su voluntad de reconocer sus resultados del proceso electoral.
El imperialismo, a través de la oligarquía nacional a su servicio ha tenido como práctica:
1.- Los candidatos y candidatas son impuestos por las minorías que dominan en sus partidos y organizaciones sociales. Lo que ha generado contradicciones agudas entre ellos, que expresan la esencia de sus contradicciones como lo es ¿Quién presta el mejor servicio al imperialismo?
2.- Por no poder exponer con honestidad el contenido real del programa imperialista, sus campañas las han desarrollado en base a mentiras y promesas falsas de resolver necesidades del pueblo que no resolvieron durante toda su dominación.
3.- Utilizando sus medios de comunicación para falsear la realidad y alienar al pueblo mediante noticias y propagandas con mensajes subliminales orientadas a generar confusión y angustia en la población.
4.- Ante la seguridad del voto garantizado por el sistema de votación implementado por la Revolución Bolivariana y reconocido internacionalmente, emprende acciones orientadas a crear inseguridad sobre el sistema de votación en función de generar condiciones que le permita desconocer los resultados e impulsar acciones violentas y armadas contra la revolución.
5.- Se niegan sistemáticamente ha expresar públicamente su compromiso de reconocer los resultados electorales.

El proceso electoral del 26 de Septiembre




El combate electoral a efectuarse el próximo 26 de  Septiembre se realizará en el marco de los procesos electorales en la República Bolivariana de Venezuela, la actual situación Internacional y la situación Nacional.

La situación Internacional está caracterizada por el agudizamiento de las siguientes contradicciones:

1.La contradicción existente entre el deseo de la oligarquía financiera mundial de mantener a la humanidad bajo el dominio del capitalismo y la decisión del pueblo a  nivel internacional, de ser libres de toda dominación imperialista, como expresión de la fase final de la crisis terminal del capitalismo.
2.La contradicción existente entre la pervivencia del dominio del imperialismo sobre la humanidad y la destrucción del medio ambiente generado por el sistema capitalista.
3.La contradicción existente entre la guerra nuclear como estrategia, de la oligarquía financiera internacional, para la superación de la crisis terminal del capitalismo y la paz mundial como estrategia para la supervivencia de la humanidad.
4.La contradicción entre la integración Latinoamericana, Caribeña  y del Pueblo a nivel Internacional y la promoción por parte del Imperialismo de la lucha armada  entre Estados soberanos e independientes de su dominación.
5.La contradicción existente entre el capitalismo y el socialismo, es decir, entre el capital y el trabajo.

La contradicción fundamental en el contexto internacional, es la existente entre el capital y el trabajo, es decir, entre el capitalismo y el socialismo que tiene como aspecto principal, el trabajo y la contradicción principal en el contexto internacional es la existente entre la lucha armada nuclear como estrategia del imperialismo para la superación de la crisis terminal del capitalismo y la paz mundial como estrategia para la supervivencia de la humanidad. El aspecto principal de esta contradicción es la paz mundial.

Cuando la contradicción entre el socialismo y el capitalismo se resuelva a favor del trabajo, digamos a favor del socialismo, se frenará la destrucción del medio ambiente que viene generando el capitalismo poniendo en riesgo la forma de existencia actual del Universo, se desarrollará la unión de los pueblos, desaparecerá el riesgo de lucha armada y prevalecerá la paz sustentada en la igualdad del conjunto de la sociedad sobre los medios de producción y su relación armónica con el conjunto de la naturaleza; en tanto que los medios de producción estarán en manos de quienes producen y por ende habrá una justa distribución de las riquezas, que acabará con el hambre y la miseria.

Si la contradicción principal es decir, la existente entre la lucha armada nuclear como estrategia del imperialismo para la superación de la crisis terminal del capitalismo y la paz mundial como estrategia para la supervivencia de la humanidad, se resuelve a favor de la lucha armada nuclear, la destrucción de la humanidad a mediano plazo es inevitable y se acelerará la caída del capitalismo.

Si por el contrario, la contradicción se resuelve a favor de la paz mundial, la humanidad se salvará aún cuando el capitalismo de todas formas caerá por fuerza de la crisis terminal que lo agobia, que viene expresándose en la liberación nacional de los pueblos mediante el desarrollo de las luchas políticas y de masas y de su incorporación al proceso de transición del capitalismo al socialismo.

La situación nacional está caracterizada por las siguientes contradicciones:
1.La existente entre la necesidad de impulsar la gestión directa y democrática de las empresas estratégicas nacionalizadas y la ausencia de conciencia social de la clase obrera requerida para asumir dicha gestión en función de dirigir la producción de bienes y prestación de servicios hacia la satisfacción de las necesidades sociales.
2.La necesidad de acelerar el proceso de constitución del pueblo en Comunas como forma del Estado Popular para el ejercicio directo de su soberanía y la ausencia de la conciencia política del pueblo requerida para dicha constitución.
3.La existente entre la necesidad de intensificar la producción de bienes y la prestación de servicios para satisfacer las necesidades del pueblo aún no satisfechas y la herencia del pensamiento burgués en algunos funcionarios públicos y de dirección de las empresas estratégicas nacionalizadas que intentan frenar la acción revolucionaria.
4.La existente entre la realización de una gestión gubernamental que ha logrado resolver más del 70% de los inmensos y complejos problemas heredados de la vieja República de Venezuela dirigida por la oligarquía asociada al imperialismo y las limitaciones de los revolucionarios y revolucionarias para exponerlos ante el pueblo de tal forma que este perciba los avances en la solución de sus necesidades y se incorpore de forma activa para multiplicar la acción revolucionaria en función de completar la solución de todos los problemas heredados.
5.Entre la necesidad de incrementar la productividad en todas las áreas requeridas para satisfacer las necesidades sociales y el saboteo sistemático del proceso productivo.
La contradicción fundamental, en la situación nacional, es la existente entre la necesidad de impulsar la gestión directa y democrática de las empresas estratégicas nacionalizadas y la ausencia de conciencia social de la clase obrera, requerida para asumir dicha gestión, en función de dirigir la producción de bienes y prestación de servicios hacia la satisfacción de necesidades sociales. El aspecto principal de esta contradicción es la ausencia de la conciencia social de la clase obrera y la contradicción principal es la existente entre la necesidad de intensificar la producción de bienes y la prestación de servicios para satisfacer las necesidades del pueblo aún no satisfechas y la herencia del pensamiento burgués en algunos funcionarios públicos y de dirección de las empresas estratégicas nacionalizadas que intentan frenar la acción revolucionaria. El aspecto principal de esta contradicción es la herencia del pensamiento burgués.

Cuando la contradicción fundamental, es decir, la existente entre la gestión directa y democrática de las industrias estratégicas y la ausencia de la conciencia social de la clase obrera, se resuelva a favor de la conciencia social de la clase obrera, ésta asumirá la gestión directa y democrática de las industrias estratégicas y pondrá todo el sistema productivo nacional al servicio de la satisfacción eficaz y eficiente de las necesidades sociales, de las necesidades del pueblo; en tanto que ella constituirá parte fundamental de la Gestión Pública Nacional concretada en el Plan de Desarrollo Social Nacional y su ejecución democrática popular.

Con la gestión directa y democrática de las industrias estratégicas por la clase obrera se barrerá la herencia del pensamiento burgués en algunos funcionarios públicos y de dirección de las empresas estratégicas nacionalizadas que intentan frenar la acción revolucionaria.
Cuando la contradicción principal se resuelve a favor de derrotar el pensamiento burgués heredado de la  oligarquía asociada al imperialismo, alcanzaremos la unión de la gestión pública como un todo al servicio de las necesidades sociales.

Objetivo del combate electoral.

El objetivo del combate electoral del próximo 26 de septiembre, es conformar la Asamblea Nacional que asumirá la responsabilidad de legislar sobre las materias que ejecuten el Programa Nacional Bolivariano contenido en el Texto Constitucional de la República Bolivariana de Venezuela, la evaluación de los resultados de la ejecución del Plan de Desarrollo Económico, Social Nacional Simón Bolívar, la realización de los ajustes respectivos al mismo, la elaboración del presupuesto y demás competencias y responsabilidades de la Asamblea Nacional determinadas por la constitución.

En correspondencia con todo lo expuesto, como clase trabajadora proletaria, vamos a conformar, a través del sufragio, la Asamblea Nacional que nos permita implementar en forma efectiva y práctica, nuestro programa en la transición del capitalismo al socialismo, en función de avanzar aceleradamente a la resolución de todas las situaciones que aún no hemos logrado resolver con el desarrollo de la Revolución Bolivariana.

Dicho en otras palabras, mediante el voto, vamos a conformar la Asamblea Nacional que por estar concientemente comprometida con nuestro programa, como clase proletaria, como pueblo y como Nación, dictará, dentro de sus competencias y atribuciones, las leyes, los planes de desarrollo nacional y todas las medidas necesarias, para consolidar todo lo que hemos avanzado a través de las misiones y demás políticas implementadas en la solución de nuestras necesidades como pueblo y para avanzar en la solución de aquellas necesidades que aún no hemos alcanzado resolver.

Por su lado la oligarquía asociada al imperialismo, a través del voto, buscará conformar una Asamblea Nacional que por estar concientemente comprometida con el programa del imperialismo, dicte las leyes, los planes de entrega Nacional de la economía al imperialismo y todas aquellas medidas necesarias para frenar el desarrollo de la Revolución Bolivariana, restablecer la vieja República de Venezuela y restaurar su dictadura encubierta en una democracia donde el sufragio sea el método para resolver las contradicciones entre fracciones de la oligarquía por quien sirve mejor al imperio, y donde nosotros, como clase proletaria, como pueblo y como Nación solo seamos legitimadores  de esa dominación que atenta contra nuestra dignidad como pueblo.

Si sus fuerzas no le permiten alcanzar su objetivo, se proponen impedir que el proletariado, el pueblo, logre conformar una Asamblea Nacional que controle los dos tercios de la misma, en función de obstaculizar la gestión revolucionaria e imponer negociaciones que impidan las decisiones orientadas a la ejecución de nuestro programa como clase obrera, como pueblo y como Nación.

Finalmente buscarán tener cualquier representación en la Asamblea Nacional para utilizarla en la guerra sistemática, a través de los medios de comunicación, contra la Revolución Bolivariana.

Carácter Político e Histórico del combate.

Tal como lo expusimos anteriormente, el objetivo del combate electoral planteado es conformar la Asamblea Nacional, requerida para poner en marcha el programa en correspondencia con nuestra condición social, ello indica que estamos avanzando en nuestra constitución como Estado en tanto que la Asamblea Nacional es el órgano fundamental de un Estado, donde se define el programa que se pone en marcha y se toman las medidas para ejecutarlo; lo que a su vez significa que en ese combate electoral estamos decidiendo si avanzamos en nuestra constitución en Estado como clase proletaria, pueblo o Nación o por el contrario la oligarquía asociada al imperialismo se reconstruye como Estado para poner toda nuestra riqueza a su servicio.

Siendo esa la esencia del combate Electoral planteado, necesariamente tiene una naturaleza política en tanto que, estamos decidiendo: ¿quién se constituye en Estado? o nosotros como pueblo o la oligarquía asociada al imperialismo.

Igualmente afirmamos, que el contenido del proceso electoral planteado es una definición sobre el modelo económico y social que debemos impulsar, digamos que si nosotros como clase proletaria, como pueblo, como Nación, nos constituimos en la Asamblea Nacional que va ha impulsar la construcción del socialismo estamos cerrando el período del capitalismo y estamos abriendo un nuevo período histórico, que es el período del socialismo y si por el contrario la oligarquía asociada al imperialismo avanza en su reconstrucción para retomar el camino de la dominación imperialista con el capitalismo, estamos deteniendo la historia y manteniéndonos en un período histórico ya vencido.

Siendo ello así ese combate tiene un carácter histórico.
En síntesis, el combate electoral a realizarse el 26 de Septiembre tiene un carácter político en tanto que define quien se constituye en Estado y un carácter histórico porque determina el modelo económico social que habrá de desarrollarse desde la Asamblea Nacional.


Sobre la campaña electoral.

La Revolución Bolivariana viene exponiendo en su campaña las conquistas logradas hasta el presente y proponiendo como consigna central construir “el pueblo legislador” con la finalidad de que el pueblo elabore los anteproyectos de leyes, planes de desarrollo social Nacional y otras medidas que deba aprobar la Asamblea Nacional para que ésta, mediante el debate democrático, las apruebe y luego el pueblo las ejecute.

La oligarquía, sierva del imperialismo, desarrolla su campaña en forma negativa:
1.- Niega los avances logrados por la revolución tomando como punto para sus afirmaciones las debilidades que presentan las misiones y la ejecución de las diversas políticas orientadas a resolver las necesidades del pueblo.
2.- Los restos de su Estado en descomposición que aun perviven en la Administración Pública en forma de corrupción, ineficiencia, ineficacia, indolencia, indiferencia, los denuncian como producto de la revolución y práctica revolucionaria, a plena conciencia de que ellos son el residuo de la vieja práctica de su Estado Oligarca.
3.- Denuncian el incremento de la inseguridad, cuando la realidad es que se han dado duros golpes a la alta dirección de la delincuencia y se desarrolla una campaña sistemática para erradicarla, masificando la educación, el deporte, la cultura, el impulso de empresas de propiedad social que generen empleo, la creación de la Policía Nacional articulada a la población, la reconstrucción del alumbrado público, el apoyo a la consolidación de los núcleos familiares y el impulso a la organización de las comunidades y las Comunas articuladas a la Milicia Popular,  todo ello como estructura política básica que entierre definitivamente la delincuencia.

Ocultan que la delincuencia es producto del sistema capitalista que ellos sembraron en nuestro país y al cual quieren regresarnos, que tiene causas estructurales que solo pueden ser superadas elevando la conciencia social del pueblo y de la Nación, desarrollando las fuerzas productivas e incluyendo a todos  los servicios públicos a quienes fueron excluidos por el capitalismo que ellos nos impusieron durante largos años.

La mejor demostración de que la delincuencia es una herencia de la gestión de la oligarquía asociada al imperialismo en la pasada República de Venezuela, es que los niños nacidos en la revolución su máxima edad es 10 años y la  delincuencia sobrepasa dicha edad.

Afirman que la revolución ha atentado contra la propiedad privada y que en consecuencia el pueblo perderá sus viviendas, sus negocios, porque la revolución marcha hacia el comunismo. No dicen que el pueblo nunca tuvo ni propiedad privada sobre ninguna empresa ni sobre viviendas dignas, y que es la revolución la que está democratizando la propiedad privada sobre los medios de producción y sobre las viviendas dignas, mediante el impulso de las empresas de propiedad social y desarrollos habitacionales con precios accesibles en función de que el pueblo pueda adquirirlo.

Conclusión.
De todo lo antes expuesto podemos concluir que como clase proletaria, como pueblo  y como Nación, tenemos el derecho y el deber de:

Primero: acudir el 26 de Septiembre a depositar nuestro voto en correspondencia con nuestra conciencia y con nuestra condición social.

Segundo: como proletarios, como pueblo y como Nación debemos reflexionar más allá del debate público que desarrollan los candidatos, los partidos  y las organizaciones sociales que lo proponen, precisar cual es el programa que nos corresponde conforme a nuestra condición social y depositar el voto que exprese nuestro programa más allá de las diferencia que podamos tener con los candidatos o candidatas.

Tercero: si me considero proletario, es decir, obrero o desempleado, pueblo o Nación, debo depositar mi voto por el programa que exprese mis derechos, mis intereses y mis deberes. Si me considero oligarca imperialista, igualmente debo votar por el programa que expresa esa condición.
Finalmente debemos consolidar la democracia popular que estamos construyendo, que nos permitió constituirnos como Universidad Bolivariana de Trabajadores “Jesús Rivero” para impulsar nuestra autoformación colectiva, integral, continua y permanente como clase trabajadora, en función de profundizar nuestra conciencia social y nuestra formación integral y asumir conscientemente la gestión directa y democrática de la economía Nacional. ”

Como podemos apreciar de todo lo expuesto, la lucha de clases, es decir, la guerra en la Venezuela actual, plantea al proletariado venezolano objetivos y tareas muy precisas que constituyen el contenido esencial de su pensamiento militar.

JESÚS RAFAEL MARTÍNEZ BARRIOS

21 sept. 2010

Solidariteitsverklaring met Venezuela

Naar aanleiding van de komende verkiezingen op 26 september in de Bolivariaanse Republiek van Venezuela, om nieuwe parlementariers te kiezen voor de Nationale Assemblee, sturen wij vanuit Nederland onze warme,solidaire en betrokken groet aan President Hugo Chavez, zijn regering en het “Dappere Venezolaanse Volk”.

Dit nieuwe electorale proces betekent voor de partijen die de Bolivariaanse en Socialistische Revolutie steunen, dat de koers van het Nationale Bolivariaanse Programma moet worden vastgehouden en worden vervolgd, ondersteund door de Grondwet van de Bolivariaanse Republiek van Venezuela.

Deze nieuwe democratische dag zal de nieuwe parlementsleden de gelegenheid geven om het Nationale Plan Simon Bolivar te bestuderen en te verbeteren. Het plan heeft tot doel onder andere economische ontwikkeling zonder sociale kosten, en bestendiging van het volk met de Socialistische en Bolivariaanse Revolutie.

Dit verkiezingsproces bevestigt de rechtsstaat waarin de macht van de staat onafhankelijk is en die de mobilisatie garandeert van het volk dat vecht om de kapitalistische staat omver te werpen.

De overgang in Venezuela naar het Socialisme kan rekenen op de steun van het volk en heeft alle politieke steun van de democraten in de wereld.

De kapitalistische staat wordt beschermd door de machtige economische klassen die kunnen rekenen op de steun van de imperialistische politiek van de Verenigde Staten en enkele geallieerden van de Europese Gemeenschap.

Wij democraten doen een oproep om solidair te zijn met President Hugo Chavez met zijn regeringsprogramma en met het Venezolaanse volk. Wij eisen respect voor het recht tot zelfbeschikking van dit land dat een vreedzame revolutie voor het Socialisme volbrengt.

Op dit moment moet het Venezolaanse volk kunnen rekenen op alle internationale steun. Het gewicht van de Bolivariaanse Socialistische Revolutie is van grote betekenis voor de mensheid die te lijden heeft van een nieuwe structurele crisis van het kapitalisme en al zijn verschijningsvormen.

Wij nodigen jullie uit om solidair te zijn met deze oproep om de regering van Hugo Chavez en het Venezolaanse volk te steunen.

Om in te schrijven mail sturen naar:
holanda@circulobolivariano.nl

17 sept. 2010

Entrevista a Román Chalbaud


Román Chalbaud

En Venezuela “el cine ha progresado mucho gracias al gobierno bolivariano”

Barcelona 16-09-10


Tras su visita a Barcelona el director de cine venezolano Román Chalbaud dio a conocer su nueva producción denominada: “Zamora, tierra y hombres libres”. Una película producida por la Villa del Cine que intenta mostrar aquellos aspectos de la vida del general Ezequiel Zamora que han sido silenciados por años en la historia de Venezuela.

Como representante del cine venezolano, Chalbaud se ha preocupado por mostrar el lado sensible de la sociedad con miras a despertar conciencia en el público que le sigue. De acuerdo con su visión el crecimiento de Venezuela en el área cinematográfica ha sido posible por el apoyo que ha brindado el gobierno en los últimos diez años, pero anteriormente era difícil hacer producciones.

Aprovechando su visita al Consulado de Venezuela en Barcelona hemos conversado con Chalbaud a fin de conocer la nueva producción y su apreciación sobre el quehacer cinematográfico en la nación bolivariana.


¿Quién influyó en Román Chalbaud?

Fui autodidacta porque en la época que comencé no había escuelas de cine ni se podía pensar que en Venezuela se pudiera hacer cine. Iba mucho al cine, veía muchas películas, leía mucho revistas y libros. Tuve la suerte que a finales de los años 40 Bolívar Films llevó un grupo de cineastas argentinos para hacer películas en Venezuela, esa fue una idea de Villegas Blanco y él llegó a hacer 12 películas, entre ellas La Malandra Elizabeth llegó esta tarde que ganó premio de fotografía en CANE. En esa época yo era office boy en Creole Petrolium Corporation porque me quebraban en los exámenes dado que mi interés era el cine, mi madre me decía que yo no iba a servir para nada y me consiguió un trabajo de office boy siendo un adolescente.
Como salía a las 4 yo me iba a Bolívar Films a ver las filmaciones. Paralelamente me puse a escribir y enviaba críticas de cine a los periódicos y me las publicaban y nunca fui a cobrar ni sabía que pagaban por eso.
En el año 50 llegó un director mexicano que fue contratado para hacer dos películas. Yo tenía apenas 19 años, le insistí y logré ser su asistente de dirección. Esa fue la primera clase práctica que recibí. Era muy mal asistente, le preguntaba ¿por qué pone la cámara allí?, ¿por qué hace eso?. Así me inicié en este mundo.

¿Qué papel juega su abuela dentro de su inicio en el cine?

Mi abuela Elvia Hortensia Godoy de Quintero me llevaba al cine. A ella le gustaba mucho el cine francés y me llevaba a ver las películas francesas. En esa época (II Guerra Mundial) Hollywood no hacía muchas películas y allí fue donde aprovecho Argentina, México, España, Francia, Italia.
Una película que influyó mucho en mí fue Roma Ciudad Abierta dirigida por Roberto Rossellini, me hizo cambiar mi sentido de apreciación del cine, ya no era para evadir la realidad sino para enfrentarla.
Una cosa importantísima de mi abuela es que ella leía y yo le quitaba los libros de la mesa de noche para leerlos. Ella leía Doña Bárbara, Hamlet, Los tres Mosqueteros, La Panadera. Leía de forma variada y mucha literatura venezolana.
Yo les insisto a los jóvenes que un director de cine debe saber de todo. Porque el cine conjuga todas las artes y allí la lectura es importantísima.

¿Cómo se define?

Me gusta mucho trabajar y me hace muy feliz trabajar en lo que a mí me gusta.

¿Cuáles son sus aportes al cine venezolano?

Eso deja que mejor lo diga la gente.


¿Cómo le gustaría que su público le recordara?

Como me recuerda. He tenido muchas satisfacciones, la gente de la oposición dice que me vendí lo cual es mentira porque siempre he pensado así. Cuando voy por la calle me encuentro gente que no conozco me paran y me dicen gracias porque usted está con nosotros y eso me llena de satisfacción, por ello quiero que me recuerden como me están recordando.

Durante años realizó producciones para la televisión sólo para generar audiencias, ¿qué puede decirnos de esa etapa?

Teníamos que hacer los programas que ellos querían. Desde el punto de rating eso fue muy exitoso pero muy dañino para la mentalidad de las personas. La televisión tiene mucha culpa de la formación de esa generación.
Cuando apareció el rating las televisoras enloquecieron y sólo buscaban cosas que subieran los numeritos. La televisión después del 63 alejó al pueblo de la cultura y esos son unos años que hay que recuperar porque es mentira que la cultura es fastidiosa.

¿Qué elementos de la sociedad venezolana muestra Chalbaud en sus trabajos?

La sociedad de los marginados y de los injustos. Desde que llegué de Mérida yo era muy pobre, muy humilde. Mis relaciones siempre fueron con gente humilde y eso es lo que siempre he defendido porque son el verdadero pueblo y son los humillados y los ofendidos.


¿Qué persigue con Zamora?

Rescatar la imagen de Zamora, no sólo yo sino el Estado venezolano, pues Zamora es uno de los pilares básicos del árbol de tres raíces que son Zamora, Bolívar y Simón Rodríguez.
La figura de Zamora ha sido vituperada, la historia nos lo ha mostrado como un bandido no como un héroe por ello es importante rescatar la imagen de Zamora que nos han robado.

¿Qué es lo más difícil que le tocó hacer de la película Zamora?

Las batallas. Fueron muy difíciles porque tuvimos que adiestrar a mucha gente joven y algunos de ellos no sabía no montar caballos, no sabían disparar ese tipo de armas que eran de un solo tiro de la guerra Napoleónica, tenían que tirarse de los caballos, disparos, bombas, movimientos de masas, eso fue lo más difícil.

Fue muy difícil construir los cañones, teníamos que elegir los repartos para hacer los vestuarios a la medida de cada actor, tuvimos que investigar mucho.

¿Cuánto tiempo duro la pre-producción y la producción?

Seis meses de preproducción, después firmamos seis meses. Se hizo cinco horas de película. Ahora van a estrenar la miniserie que dura cinco horas, una hora diaria. La película tiene dos horas y cuarto, pero el resto no se ve en la película pero sí en la miniserie.

Su experiencia en la producción de la Batalla de Santa Inés

Fue alucinante, muy difícil pero muy bien. La gente que trabajó tenía mucha mística. Esas personas que mueren son gente del pueblo. En cada pueblo que llegábamos se anunciaba los que quieren ser extras en la película y había unas colas enormes. Adiestramos a toda esa gente y lo hicieron muy bien a pesar de nunca haber trabado en el cine.

¿Cómo observa el cine venezolano, cuáles son sus fortaleza y debilidades?

Ha progresado notablemente desde la creación de la Villa del Cine y la plataforma cinematográfica que hay ahora. Por fin se logró que de la taquilla de las películas extranjeras engrose una parte muy importante para el cine venezolano.
Ahora hay una plataforma de cine que está compuesta por la cinemateca la cual existía y que se llamaba nacional pero sólo estaba en Caracas, ahora sí es nacional. La Cinemateca ha diseñado como 42 salas de cine en todo el país y ya se han inaugurado creo que 15 y en lugares donde no había cine. Después está el Centro Nacional Autónomo de Cinematografía (CENAC) que también existía pero que ahora tiene más presupuesto.
Actualmente existen dos cosas nuevas que no existía antes La villa del Cine, productora del estado con estudios y equipos que ha producido 25 películas en tres años. También tenemos la distribuidora nacional “Amazonia Films” que distribuye las películas venezolanas y compra películas en el mundo entero para distribuirlas en Venezuela.
El cine ha progresado mucho gracias al gobierno bolivariano porque a partir del año 86 nos quitaron el presupuesto del cine y sólo había dinero para hacer una película al año. Desde el año 86 hasta que llegó Chávez y se aprobó el nuevo reglamento sólo se hacía una película al año. Llegaban 48 proyectos y sólo se aprobaba uno. Yo tuve 15 años sin hacer cine, porque siempre quedaba de finalista pero nunca lo aprobaban. Tuve varios años importantes de mi vida sin poder hacer cine.


¿Hacia dónde va el cine venezolano?

Avanzando. Se han hecho 25 películas en los últimos tres años, eso nunca se había hecho antes. Venezuela ahora está ganando muchos premios. Hermanos por ejemplo se ganó tres premios en Moscú, Habana Eva también y se acaba de estrenar Taita Bovés. Ahora es que se comienzan a estrenar producciones.




¿Cuál es su consejo para las personas con interés en el cine?

Que estudien mucho. Ser director de cine no es sólo decir cámara y acción. Detrás de eso debe haber conocimiento. Estoy muy optimista porque he visto películas y cortometrajes de jóvenes directores nuevos y tienen mucho talento. El futuro del cine venezolano está en los jóvenes, ellos tienen el deber y el derecho de hacer mejor cine que el que nosotros hicimos. Ahora se va a fundar la escuela de Cine que va a pertenecer a UNEARTE y esa escuela tiene que ser de primera clase para formar mejores cineastas.

¿Cree que los jóvenes tienen posibilidades para hacer cine?

Evidentemente sí. Los jóvenes tienen muchas oportunidades, antes era imposible; hacer una película era como un sueño. Yo hice mi primera película en el año 57, la otra en el 63 y la tercera en el 74. Perdí muchos años sin hacer nada.
Anteriormente llegaban 43 proyecto, pero ahora eso ha cambiado. Fui jurado en la Villa del Cine de un concurso de guiones y llegaron 215 guiones de todas partes del país y los que ganaron nadie los conocía.

¿Qué proceso que deben seguir?

El CENAC tiene sus pasos porque da crédito para los cineastas. También está la Villa del Cine con la cual se pueden hacer coproducciones.

¿Cuáles son los próximos trabajos en los que veremos a Chalbaud

Días de poder que se estrena en noviembre y ya está listo el guión de la Planta Insolente de Luís Brito García sobre Cipriano Castro. Estamos esperando que salga el presupuesto para comenzar la producción de la película.

¿Qué mensaje que le da al público que siente que usted se ha parcializado?

Nunca me he parcializado siempre he pensado así a favor del pueblo. Parcializados son aquellos que tomaron el poder y solamente gobernaban para el 20% del país.

¿Cómo ve Chalbauld la sociedad que se está levantando?

Eso no lo vamos a ver nosotros. Es una gente mucho más pura que no está contaminada con esa cosa terrible de que el dinero es el rey. Vivimos en una sociedad donde el dinero es lo que importa, no importa la moral, no importa nada.
Hay un reparto en el capitalismo de droga. Ellos dicen que persiguen las drogas pero para mí no la persiguen sino que la reparte y reparten dinero para que haya delincuentes.

¿Qué papel cree que desempeñan los medios en la difusión de Venezuela?

Hay que evaluar quiénes son los dueños de los medios y a quiénes representan. Ellos no representan al pueblo. Sólo defienden sus intereses y por ellos atacan al gobierno y a Chávez.
El ataque a Venezuela es una cosa diseñada mundialmente porque en todos los países esos medios como están en manos de los poderosos atacan a un sistema de gobierno que ayuda al pueblo en la salud, educación y se preocupa de la gente.

Al Presidente Chávez se le critica el hecho de que la renta petrolera se ha incrementado en los últimos, años y por ello tiene más dinero para invertir dentro de la sociedad.

Cuando se incrementó en épocas de Carlos Andrés Pérez qué hizo él con el dinero. Aquí llegaba el dinero del Fondo Monetario Internacional y a los tres días se iba a cuanta de particulares en el exterior.
En Cambio el Presidente lo que hace es invertirlo en el pueblo.